Cultura Celta, misticismo de una civilización guerrera

Cultura Celta, misticismo de una civilización guerrera

Los Celtas no son una cultura situada en un punto concreto del mapa. Se denomina así al conjunto de pueblos asentados en los actuales territorios de Irlanda, Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Holanda, Suiza, parte de Alemania, parte de España y norte de Italia. Vivieron en la Edad del Hierro hasta el año 50 d.C aproximadamente. Los principales pueblos celtas fueron Galos, Helvecios, Bretones y Celtíberos. Tenían en común su origen guerrero y luchaban entre sí, mientras que también estaban dirigidos por un líder o jefe tribal.

Página de inicio

Costumbres celtas

Los celtas construían asentamientos fortificados en zonas altas, donde se situaban el mercado, los artesanos y los jefes tribales. Eran construcciones circulares, sencillas y pequeñas. Estas fortificaciones se conocen en la Península Ibérica como «castros» y abundan en Galicia. Alrededor construían granjas y poblados para la práctica de la agricultura y la ganadería, siendo estas sus principales actividades económicas.

La guerra

Los jefes tribales eran guerreros y gobernaban teniendo en cuenta su número de seguidores (entre los que repartían las riquezas obtenidas de sus incursiones o conquistas). Perder batallas se consideraba un fracaso y una humillación, puesto que la valentía era una característica fundamental para dirigir la tribu. Eran guerreros peligrosos y expertos jinetes, aunque carecían de disciplina militar.

Las mujeres

Las mujeres celtas, cuando contraían matrimonio, adquirían derecho sobre los bienes comunes. Eran guerreras hábiles y llegaron incluso a liderar tribus.

Vestimenta

Los celtas vestían atuendos de lana o hilo en tonos rojizos, amarillos y azules, a los que diseñaban cuadros y rayas. Los nobles utilizaban la seda de hilos dorados adornada con bordados. También utilizaban mantos de lana que en función de su largura y volumen establecían el estatus social. Las mujeres usaban túnicas atadas a la cintura y un manto cubriendo el cuerpo, mientras que también vestían faldas de cuadros que dejaban ver los tobillos. Hombres y mujeres se adornaban con joyas, pulseras, collares o broches.

Vida Comercial

Con el tiempo, muchos poblados y castros se transformaron en asentamientos comerciales gracias a los lazos comerciales creados con los romanos. Roma necesitaba materias primas y esclavos, mientras que los jefes tribales conseguían a cambio bienes de lujo para entregar a sus seguidores y mantener su status quo.

cultura-celta-1

Características de la cultura celta

La cultura celta, al ser tan extensa en el tiempo, se divide en dos grandes períodos: Hallstatt (años 800 a 500 A.C) y La Tène (años 500 a.C a 50 d.C). En el primer período (llamado así por un pueblo austríaco) trabajaban el hierro con habilidad y establecieron redes comerciales. La región de La Tène (Suiza) fue donde se originó el segundo período de la cultura celta. Durante esta época perfeccionaron el manejo del hierro y fraguaron el estilo conocido hoy como céltico.

Los bardos

Los celtas no poseían tradición escrita. Su tradición oral pasaba de generación en generación gracias a los bardos. Eran poetas, contadores de historias y músicos profesionales. Se formaban durante años memorizando historias, leyendas y poemas. Eran compositores respetados, pues la reputación de los jefes y guerreros podía verse en entredicho en sus canciones.

Calendario

Las fiestas celtas se basaban en el calendario agrícola. Había una ocasión especial el 1 de noviembre, dado que según su tradición ese día los espíritus de los muertos vagaban libres. Todavía hoy celebramos la fiesta de Todos los Santos o Halloween anglosajón en honor a este día.

Religión

Los celtas eran politeístas y sus dioses variaban según las regiones. Los Druidas, sacerdotes que ejercían como mediadores entre los hombres y los dioses, controlaban los sacrificios e intervenían como jueces.

El Arte celta

Fabricaban espejos, collares, brazaletes, hebillas, amuletos y pendientes. También adornaban las empuñaduras de las espadas, cuchillos y escudos. Desarrollaron un estilo distinguido por líneas curvadas y sinuosas, figuras geométricas abstractas y motivos naturales que constituyen la base de una decoración que ha trascendido hasta hoy. Estos pueblos dieron importancia y atribuciones mágicas a las piedras de gran tamaño que hoy conocemos como dólmenes y menhires. Posiblemente constituyeron sitios de reuniones y ceremonias rituales alrededor de ellas. En España está el conjunto escultórico de los Toros de Guisando. Realizados en granito, se cree que fueron esculpidos en el siglo II a.C. por una tribu ganadera como ofrenda.

Amuletos celtas

  • Trisquel: símbolo formado por tres brazos en espiral unidos en un punto central. El tres era un número sagrado y significaba el equilibrio y la perfección. Representaba el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. También se asociaba a las tres clases sociales: druidas, guerreros y trabajadores.
  • Cruz Celta: simbolizaba los cuatro puntos cardinales y los dioses que los moraban. También las cuatro estaciones del año. Se piensa que son los elementos tierra, aire, agua y fuego unidos por la energía (el círculo).
  • Triqueta: representaba vida, muerte y reencarnación. También alude al concepto cuerpo, mente y alma. Los druidas la utilizaban para sanar, bendecir y dar fertilidad en sus rituales.
  • Árbol de la vida: encarnaba la unión entre cielo y tierra, entre vivos y muertos, la relación entre lo místico por un lado y lo terrenal por otro. También significaba la reencarnación. Para ellos el árbol era representación de los dioses y constituía la fuerza y la sabiduría.
  • Nudo perenne: símbolo de la unión eterna de los enamorados más allá del tiempo y el espacio. Se le atribuye también el don de la eternidad, la vida infinita a través de la reencarnación.
  • Pentagrama: esta estrella de cinco puntas dentro de un círculo representaba la divinidad y era utilizado en sus rituales sagrados. Constituye la armonía, la iluminación espiritual, la bendición de los dioses.
  • Wuivre: las dos serpientes entrelazadas entre sí representan al guardián de todos los tesoros de la tierra. Los celtas consideraban las serpientes como divinidades sagradas de los bosques.
  • Cruz solar: considerado el símbolo religioso más antiguo conocido. Formada por una cruz de brazos iguales dentro de un círculo, representa el calendario solar, los solsticios y equinoccios, y las cuatro estaciones.
  • Espiral: simbolizaba la reencarnación y la inmortalidad del espíritu, pues pensaban que era un símbolo infinito, sin principio ni fin. También representa la evolución y el desarrollo humano.
  • Sistrel o espiral doble: alude a la dualidad de las cosas. Lo usaban para representar los equinoccios. Es el equivalente del yin-yang oriental.

cultura-celta-2

Aportaciones de los celtas a la sociedad

La cultura celta complementaba la faceta de una civilización guerrera que no tenía problemas en iniciar conflictos, pero que al mismo tiempo también sabía valorar el arte.

Música celta

Generalmente el término música celta se aplica a las melodías irlandesas y escocesas, pero también a la música folk inglesa y la música tradicional de Galicia, Cantabria y Asturias. La tradición musical céltica es fuerte también en Gran Bretaña. Los instrumentos usualmente empleados en su interpretación son la gaita, el bodhrán, el violín, el tin whistle, el low whistle, la flauta travesera irlandesa, la bombarda y el arpa celta.

Dialectos

Las principales lenguas celtas de las que quedan influencias lingüísticas actualmente son el gaélico, el bretón, el galés, y el córnico. Estas dieron origen a los idiomas indoeuropeos.

Tatuajes

El arte corporal del tatuaje se ha alimentado en las últimas décadas de modelos geométricos representativos de la cultura celta. Estos símbolos relacionados con la fortaleza, la buena suerte, la protección o el más allá, han dado pie a ser utilizados como modelos para tatuarse.

Cultura celta en España

Los celtíberos fueron los pueblos que habitaban la franja oeste de la Cordillera Ibérica desde finales de la Edad del Bronce hasta la romanización de Hispania. Tras la fundación griega de Marsella y Ampurias los celtíberos quedaron desconectados de sus parientes continentales, y ni la cultura celta de La Tène ni el fenómeno religioso del druidismo les llegarían nunca. Los pueblos celtíberos fueron: Galaicos, Cántabros, Astures, Belos, titos y pelendones. También Arévacos, Vacceos, Vettones, Carpetanos y Lusitanos.

La civilización celta tuvo una gran importancia en Europa, como también sucedió con la cultura vikinga.

Vídeo sobre la cultura celta:

Fuentes y referencias: